Las razones de la fortaleza histórica del dólar frente a otras monedas

El aumento en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, así como la incertidumbre trazan la línea del auge del billete verde

Santiago Diaz Gamboa

La preocupación frente al alto precio del dólar no solo aterriza en Colombia. De acuerdo con el índice DXY, que mide el valor del billete verde frente a un promedio de seis monedas importantes, ha tenido un crecimiento de hasta 15%, demostrando niveles históricos, teniendo en cuenta que ya son más de 100 países que han visto la devaluación de sus monedas. Pero, ¿cuáles son los factores que explican el alza del dólar?

Lo primero que hay que decir es que monedas fuertes como el euro, el yen y la libra esterlina, que hacen parte del índice DXY, también han registrado una caída frente al dólar. Por una parte, el euro registra una de -13,9% en el año, según datos de Bloomberg, mientras que la libra esterlina presentó una devaluación de -17%. El yen japonés, por su parte, llegó a niveles históricos, pues registró una caída de -23,3% frente al dólar.

No obstante, el listado de las más devaluadas es encabezado por el cedi ghanés (-51,16%), la rupia srilanquesa (-44,7%), el kip laosiano (-34,9%), el leone de Sierra Leona (-33,1%) y el peso argentino (-33,1%). Respecto al peso colombiano, este alcanzó una devaluación de -16,9% en el último dato de Bloomberg respecto a la devaluación anual.

Existen varios factores que determinan la baja de algunas monedas tanto emergentes como de carácter fuerte en relación con la tendencia alcista del billete verde. El aumento en las tasas de interés en Estados Unidos por parte de la Reserva Federal con el fin de detener la inflación es uno de los principales puntos que explican el por qué de la fortaleza global del dólar, tendencia que el Banco Central norteamericano puede seguir manteniendo, según explicó José Ignacio López, director de investigaciones de Corficolombiana.

“Se esperan nuevos aumentos adicionales en noviembre y diciembre, cada uno de 75 puntos básicos, es decir que podríamos estar cerrando el año con tasas de 150 puntos básicos más altas, llegando casi al 5%”, apuntó.

Existen otros factores que se comentan menos, agregó López, que tienen que ver con la fortaleza de la economía de Estados Unidos, pues a pesar de que se habla de una posible recesión, el país norteamericano “se está viendo favorecido por la actual coyuntura porque, de las economías grandes, es la que tiene una mejor exposición frente al choque en precios energéticos. Estados Unidos, gracias a la introducción de nuevas tecnologías de producción, como los métodos no convencionales, hoy en día es el principal productor de petróleo del mundo”.

Según el analista, esta combinación de “una postura política monetaria más agresiva” por parte de la Reserva Federal y una soberanía energética en relación a otros países, permite que Estados Unidos sea una economía de refugio para varios inversionistas ya que, ante una situación de incertidumbre, los capitales buscarán el dólar debido a su demanda global, dejando como resultado una debilidad en las monedas locales.

Para Felipe Campos, gerente de inversión y de investigaciones de Alianza, existen otros factores sumados al mayor apetito del dólar por resguardo ante la incertidumbre económica. Por ejemplo, explicó, está la cercanía de la recesión, la cual está acompañada por “choques de inflación y aumento en tasas de interés”. “Esto es habitual y sucede al final de un ciclo económico. Tal vez se siente más fuerte que en los últimos 20 años ya que ha sido una década de dólar fuerte y al llegar a una recesión el dólar muestra niveles históricos”.

Respecto a la afectación a otras monedas, Campos señaló que esto dependerá de las condiciones internas de cada país ya que, por un lado, algunas de las más importantes monedas han perdido valor debido a la guerra en Ucrania y, de otra mano, son pocos los países que han funcionado como resguardo, sobre todo en América Latina.

“Brasil, México y Perú no han perdido un solo punto porcentual frente al dólar este año. La forma en que se está transmitiendo este daño al resto de monedas depende de la cercanía de la guerra entre Ucrania y Rusia, el desarrollo del país como tal y qué tan conectado está el país con la crisis energética, así como los elementos que pueden ser una fortaleza como lo son las materias primas o la lejanía del conflicto”, agregó.

Siguiendo esa línea, López precisó que la salida de capitales de los países emergentes se suma a una de las afectaciones a otras monedas, una tendencia que ha ido al alza en los últimos meses ya que países desarrollados, como Reino Unido, han experimentado este fenómeno.

“Está claro que un período prolongado de fortaleza del dólar genera una caída en la actividad económica a nivel global y en esta coyuntura esto es realmente adverso para la inflación, pues el aumento de precios locales exacerba ese choque”, concluyó.

El origen del problema del dólar es también su posible solución

La incertidumbre se perfila como otra causal de la fortaleza del billete verde. Según Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, “los inversionistas ante ese panorama prefieren refugiarse en el dólar a pesar de que la economía norteamericana sea el origen de los problemas como sucedió en 2008 y 2009. Aún así, ante el hecho de que se pueda entrar en una recesión el próximo año, el refugio siempre será el dólar”.

Fuente: www.larepublica.co

Anuncio publicitario
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.