Venezuela importa petróleo para producir gasolina para consumo interno

Las refinerías del país funcionan a menos de la mitad de su capacidad ante el poco crudo que se explota. Comprarán seis millones de barriles

l mayor complejo refinador de Venezuela prevé operar en julio al 42 por ciento de su capacidad, un nivel que llevará a la estatal petrolera PDVSA a seguir elevando la importación de combustibles, según indican documentos internos de la compañía vistos por ‘Reuters’.

Petróleos de Venezuela (PDVSA) lanzó la semana pasada una de sus más grandes ofertas al mercado abierto en los últimos años al solicitar 6 millones de barriles de combustibles y hasta 9 millones de diluyentes para el segundo semestre del 2017.

Footer
Las ofertas llegan cuando la firma enfrenta dificultades para pagar a sus proveedores los despachos de crudo y productos importados previamente, que en algunos casos acumulan meses en espera para descargar en los puertos venezolanos.

PDVSA tiene pocas opciones para abastecer al mercado interno venezolano y alimentar a algunas de sus unidades de refinación, que dependen cada vez más de estas importaciones ante las limitaciones para producir.

El Centro de Refinación Paraguaná (CRP), con una capacidad de 955.000 barriles por día (bpd) de crudo, procesará en julio unos 405.000 bpd debido a labores de mantenimiento, falta de crudo ligero y repuestos, de acuerdo a un líder sindical y a documentos vistos por ‘Reuters’. PDVSA no respondió de inmediato una solicitud de información sobre esas previsiones.

FALTA PETRÓLEO 

El plan original para julio era procesar 437.000 bpd, según agrega el reporte interno, una cifra cercana al promedio de procesamiento de los últimos meses en las refinerías de Amuay y Cardón, que integran el CRP. En Amuay, incluso, planean usar crudo diluido -una mezcla de petróleo pesado venezolano y nafta que normalmente se exporta- para mantener las operaciones, dice también el documento.

“No tenemos (suficiente) crudo, estamos sin VGO (gasóleo de vacío)”, dijo Iván Freites, un líder sindical de Paraguaná. Casi todas las unidades de alquilación en Venezuela están actualmente fuera de servicio y sólo dos de cuatro unidades de craqueo catalítico están funcionando, lo que limita la producción de combustibles terminados, agregó el sindicalista.

La refinería Puerto La Cruz ha aumentado el procesamiento en su única unidad activa de crudo, pero aún está trabajando al 20 por ciento de su capacidad de 187.000 bpd, dijo José Bodas, representante sindical de esa planta en el oriente del país.

La instalación más pequeña del país, El Palito, con capacidad de procesar unos 146.000 bpd, es la única que está funcionando a su ritmo habitual, dijo un trabajador de la planta, pero apuntó que una de sus unidades de alquilación está fuera de servicio.

En la refinería Isla, en Curazao, que tiene capacidad para procesar 335.000 bpd y es utilizada por PDVSA como instalación auxiliar, se produjo un incendio el mes pasado que afectó una de las unidades de destilación de crudo sin que aún haya sido reemplazada, dijo una fuente de la planta a ‘Reuters’.

Ese tipo de fallas vienen provocando deficiencias en el abastecimiento de gasolina en la nación sudamericana, pese a los esfuerzos de PDVSA por evitar que se repitan las largas colas de vehículos en estaciones de servicio que se vieron en marzo en buena parte del país.

La producción de crudo en el país socio de la Opep viene retrocediendo desde 2011. Los críticos advierten que se debe a la falta de inversión y a demoras en los pagos a empresas de servicios petroleros.

La caída afecta especialmente la producción de crudos medianos y ligeros necesarios para refinar y diluir el petróleo extrapesado que se extrae en la mayor zona productora del país, la Faja del Orinoco.

En uno de los documentos, un miembro del equipo de comercio de PDVSA advirtió que la falta de crudo podría afectar en julio la cuota de suministro al refinador Reliance en India. “La cancelación de dos cargamentos de (crudo) Boscán impacta significativamente los compromisos adquiridos con clientes a los que se exporta desde Bullenbay (en Curazao)”, se lee en el documento.

Unos 17 tanqueros aguardaban el 26 de junio en el mar Caribe por autorización para descargar en terminales de PDVSA, según datos de seguimiento de buques de Thomson Reuters. Muchos proveedores solicitan a PDVSA que les paguen antes de autorizar la descarga de los tanqueros, ya que frecuentes retrasos en los desembolsos por parte de la estatal han estado afectando los despachos.

Source: www.portafolio.co


Soluciones integrales en domotica, seguridad, energía solar, vídeo vigilancia y mas.Footer

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .