El precio del barril de crudo aumentará hasta los 60 dólares en 2017

El mercado mundial del petróleo lleva dos años y medio en una montaña rusa. En 2014 el precio del barril de brent se desplomaba y, en tan solo seis meses, pasaba de una cotización de 110 dólares a pagarse por debajo de los 50 dólares el barril. Pero aún no había tocado suelo. En enero de este año el precio volvía a caer a mínimos que no se veían desde 2003, cotizándose por debajo de los 28 dólares el barril, una situación de la que tampoco se libró el crudo WTI, de referencia en Estados Unidos, cuya cotización llegó a estar por debajo de los 27 dólares.

Disponible la nueva edición de elEconomista Energía. Suscríbase gratis

La llegada del nuevo año viene cargada de promesas que, de cumplirse, podrían dar un giro muy importante a la situación que atraviesa el mercado del ?oro negro? desde hace dieciocho meses. Por primera vez desde 2008, los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se han comprometido a reducir su producción en el primer semestre de 2017 para frenar la caída del precio del crudo.

Footer

El anuncio -que partía de un acuerdo previo alcanzado en el mes de septiembre-, se hacía oficial durante la Conferencia que el cártel celebró en Viena (Austria) el pasado 30 de noviembre. Según los términos del acuerdo, los países de la OPEP limitarán su producción de petróleo en 1,2 millones de barriles diarios a partir del 1 de enero de 2017, pasando de casi 33,7 millones de barriles al día a 32,5 millones.

El 80 por ciento del recorte recaerá en cuatro países. El mayor esfuerzo lo realizará Arabia Saudí, que se ha comprometido a limitar sus extracciones de crudo en 486.000 barriles al día; seguida de Irak, que finalmente hará un recorte de 210.000 barriles después de haber manifestado públicamente su desacuerdo con esta medida; y Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, que ofertarán 139.000 y 131.000 barriles diarios menos, respectivamente.

El 20 por ciento restante se dividirá entre Venezuela (con 95.000 barriles menos), Angola (87.000), Argelia (50.000), Qatar (30.000), Ecuador (26.000) y Gabón (9.000). Libia y Nigeria quedan exentas del compromiso al no haber podido normalizar sus niveles de producción en los últimos meses, mientras que Irán no solo no recortará sino que podrá aumentar su producción en unos 100.000 barriles de petróleo al día. El recorte tampoco afectará a Indonesia, que ha decidido abandonar temporalmente la organización, alegando la necesidad que tiene su país del petróleo para equilibrar el presupuesto.

El compromiso de los miembros de la OPEP estaba condicionado a que los países productores de petróleo no integrados en el cártel se sumaran a esta decisión. El pasado 10 de diciembre once de ellos aceptaban limitar su producción en 558.000 barriles diarios. En conjunto, el recorte asciende a casi 1,8 millones de barriles al día, el 2 por ciento de la producción mundial de crudo. La mayor rebaja será la de Rusia, con 300.000 barriles menos, seguida de México, con 100.000. El resto recaerá en Omán (45.000), Azerbaiyán (35.000), Kazajistán y Malasia (con 20.000 barriles menos cada uno), Guinea Ecuatorial (12.000), Bahrein (10.000), Sudán del Sur (8.000) y Brunei y Sudán (con 4.000 barriles menos por país).

Objetivo: superar los 60 dólares el barril

La noticia del recorte en la producción provocó de inmediato la reacción del mercado. El precio del petróleo brent se disparaba hasta los 53 dólares el barril a primeros diciembre, una tendencia que se ha ido manteniendo en las últimas semanas, con máximos de hasta 55,45 dólares. Lo mismo ocurría con el crudo WTI, que superaba los 51 dólares el barril a principios de este mes y que ha subido hasta llegar a los 52,49 dólares justo antes de Navidad.

Algunos analistas, como los de Goldman Sachs, Citi y Barclays, han elevado sus previsiones y creen que el precio del petróleo llegará a alcanzar los 60 dólares el barril en los próximos doce meses y superará la barrera de los 85 dólares en 2019 -según la entidad británica-, lo que supondría un incremento en el precio de un 30 por ciento y de más de un 60 por ciento, respectivamente, en relación a los precios actuales.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha señalado que las próximas semanas serán ?cruciales? para comprobar la aplicación de los recortes y aconseja ?prudencia? ante el riesgo que podría suponer la inversión en nuevos proyectos en esta etapa de tránsito. De hecho, tal y como hemos contado en esta publicación, cerca de 380.000 millones de dólares en grandes proyectos fueron cancelados o aplazados en todo el mundo en 2015. Un total de 68 proyectos de upstream que las compañías no llevarán a cabo para reducir costes y proteger sus dividendos. Una situación que ha provocado que las compañías exploradoras de petróleo hayan descubierto el pasado año solo una décima parte del crudo encontrado de media desde el año 1960: en total, 2.700 millones de barriles nuevos de petróleo, la cifra históricamente más baja desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

En el caso del petróleo de esquisto -que también ha sufrido las consecuencias de la caída del precio del crudo-, parece que las cosas están cambiando. Según la petrolera Baker Hughes, desde el pasado mes de mayo se han reactivado unos 185 pozos en Estados Unidos -pasando de 320 a 503-, una cifra que, según los expertos, podría aumentar a partir de enero gracias al recorte de la producción y a las últimas subidas de precios.


Soluciones integrales en domotica, seguridad, energía solar, vídeo vigilancia y mas.

Footer

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .